' Google Analytics
 
 

Complejo respiratorio bovino


Prevención

La prevención de las enfermedades respiratorias se basa en mantener un adecuado nivel de inmunidad. Por un lado se busca evitar las prácticas de manejo que aumenten el estrés, ya que es muy bien sabido que esto provoca reducción de la capacidad del sistema inmune; y por el otro, a través de medidas nutricionales, desparasitación y vacunación se puede aumentar la capacidad del sistema de defensa del organismo.

La adecuada concentración de proteínas de alta calidad biológica, energía, vitaminas (A, D, E) y minerales (Selenio, Cobre, Zinc, Cobalto) permiten el adecuado funcionamiento de las células fagociticas que se encargan de eliminar los agentes infecciosos, por lo que una concentración inadecuada de estos nutrientes o malas prácticas de alimentación permitirán que el número de animales enfermos sea mayor.

Los parásitos además de limitar la capacidad productiva de los animales, deprimen la capacidad del sistema inmune, por lo tanto, un animal que no se ha desparasitado no tendrá la suficiente capacidad para establecer una respuesta inmune en contra de algún agente infeccioso. Por el contrario, los animales que han sido desparasitados montarán una mejor respuesta ante las infecciones de campo o ante la aplicación de alguna vacuna, por lo que el nivel de anticuerpos será mayor.

Las vacunas producen y aumentan el título de anticuerpos contra agentes específicos ante los cuales se esta vacunando, sin embargo esta respuesta se da 7 a 14 días después de la aplicación de la vacuna, por lo que una adecuada vacunación se debe realizar en animales sanos y antes de enviarlos al corral. Ya en el corral se puede aplicar un primer refuerzo y la respuesta a la vacunación será más rápida y eficaz. El calendario de vacunación recomendado dependerá de los agentes que causen problemas dependiendo de la explotación o región en particular.

La vacuna intranasal (Nasalgen® IP) estimula la secreción de interferón en las primeras 24 horas después de la aplicación, esta sustancia brinda protección contra la infección viral en el momento mas crítico para los animales que es el centro de acopio o al llegar al corral. Entre los 7 y 14 días de la aplicación de la vacuna intranasal se van a producir anticuerpos contra IBR y PI3, por lo que es necesario vacunar contra el virus de la Diarrea Viral Bovina y Virus Sincitial Respiratorio.

La metafilaxia se refiere al uso de antibioticos en todos los animales de un lote de alto riesgo. Este lote lo componen animales que pesan menos de 260 kg, que viajaron por más de doce horas, que tienen una merma mayor a 10 % y que más del 20 % tiene fiebre o presenta signos clínicos de enfermedad respiratoria. La aplicación del antibiótico en todos los animales es con el objetivo de tratar a los animales enfermos lo mas temprano posible. Es muy útil la inclusión de un antiinflamatorio no esteroidal para limitar el grado de consolidación pulmonar que provoca la inflamación y un antibiótico de amplio espectro, Resflor® por su formulación, la cual incluye Florfenicol y Flunixin es una adecuada opción en metafilaxia.

  • Inicio
  • Salud
  • Tips del Corral
  • Distribuidores
  • Contacto